Posteado por: cibercapellania | julio 25, 2009

Misionera de Jesús Verbo y Víctima (Caravelí)

Mons. Federico Kaiser
Fundador

Las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima, son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por Mons. Federico Kaiser, en 1961, en la Prelatura Apostólica de Caravelí (Perú). Cuando en 1957 Mons. Kaiser llegó a la región andina de Caravedí, se encontró con una jurisdicción de 30.000 Km2, sin ninguna religiosa y con sólo diez sacerdotes. Por ello fundó este Instituto: para la preparación del camino al sacerdote.

“Deseamos aliviar el abandono de nuestros fieles y mitigar su hambre de Dios, ofreciéndoles atención religiosa lo mejor que podamos. Bien sabemos que no podemos sustituir al sacerdote, pero le preparamos el camino”.
El carisma apostólico del Instituto consiste en trabajar en los lugares más alejados, abandonados y pobres, que carecen de sacerdotes residentes. Las religiosas realizan labores de enseñanza de la doctrina católica, forman catequistas, llevan los libros parroquiales, imparten religión en las escuelas, etc. Tienen facultades diaconales para administrar el bautismo, celebrar servicios religiosos (paraliturgias), administrar la Sagrada Comunión, asistir a los matrimonios, atender a los enfermos y moribundos, y realizar funerales y entierros. Este apostolado va dirigido y orientado a que por lo menos cuatro veces al año, un sacerdote pueda visitar las comunidades donde trabajan las Misioneras.

“No estamos solas, Él va con nosotras”.
En cada casa religiosa viven seis o siete Misioneras formando una comunidad fraterna, y procurando con sus vidas dar razón y respuesta de la excelencia de la vida consagrada, don de Dios. La misión la realizan durante todo el año y siempre a partir de una vida contemplativa y comunitaria, según el espíritu de su Padre Fundador: “Vivan siempre juntas y alegres”. Durante días, dada la complejidad de las comunicaciones en aquellos parajes remotos, viven fuera de casa, y tras regresar se dedican a la oración litúrgica y personal, de donde sacan nuevas fuerzas para el regreso a la misión. Ofrecen sus vidas en oblación por todos los pueblos que no tienen la presencia de un sacerdote, vida que si es preciso es ofrecida en el martirio de la fidelidad por las vocaciones sacerdotales.
El Instituto cuenta con más de 500 religiosas, presentes en Perú, Uruguay, Argentina, Bolivia, Chile y Paraguay.

Misioneras de Jesús Verbo y Víctima
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 38 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: