Posteado por: cibercapellania | marzo 3, 2010

La Vida Religiosa “es un don de Dios”

Si Dios te llama a la Vida Religiosa, quiere decir que:
                – Estás llamado a vivir centrado en Jesús, quien vivió un amor de exclusividad al Padre y de universalidad a los hombres de todos los tiempos,  Es ir contracorriente en este mundo que te invita al placer por el placer, al hedonismo, a vivir centrado en ti mismo.
                – Estás llamado a tener como única riqueza a Cristo y  a perder tu vida por el Reino. Perderla al sonreír por dar amor y recibirlo gratuitamente. Es ir contracorriente en este mundo que te invita al consumismo.
                – Estás llamado a hacer del Proyecto del Padre tu propio proyecto de vida, acoger su verdad y ser libre y hacer la voluntad de Dios en ti y en tus hermanos.  Es ir contracorriente en este mundo que te invita a buscar el poder, a hacer lo que a ti “se te antoja”, a vivir sin sentido.
                – Estás llamado a vivir en comunidad de hermanos, construyendo con ellos una  fraternidad, centrada únicamente en Jesús. Es ir contracorriente en este mundo que te invita al individualismo y aislamiento.
                – Estás llamado a asumir una misión con el carisma concreto de una congregación.  “Con la profesión de unos votos que hacen presente los rasgos característicos de Jesús —casto, pobre y obediente— y, a través de ellos, la mirada de los fieles es atraída hacia el misterio del Reino de Dios que ya actúa en la historia, pero espera su plena realización en la vida eterna” (Vita consecrata).
            ¿Cómo encontrar tu lugar dentro de la inmensa variedad de ordenes, congregaciones…? Donde el Señor haga vibrar tu corazón hasta lo más hondo, en donde tus sueños sean los mismos que los de ellos. No hay certezas, se vive de fe.

                                    Si Dios te llama a ser religioso o religiosa… ¿querrás responder?
 

Algunos Signos que te pueden ayudarte

– Cuando el servicio a los demás comienza a ser algo muy  importante en tu vida.

– Cuando el  servicio pastoral que prestas en tu Parroquia, comienza a llenar tu corazón.

– Cuando la figura de algún  religioso o religiosa te atrae y comienza a rondarte la idea de que podrías ser como él o como ella.

– Cuando la Eucaristía y la oración comienzan a ser una necesidad  y necesitas encontrarte a solas y en intimidad con el Señor.

– Cuando sientes la inquietud de vivir tu vida mas conforme al evangelio, y la necesidad de consagrarte y comunicar esa vivencia a los demás


Responses

  1. queridas madres!!me llamo mucho la atencion el comentario porq justamente todo eso me pasa a mi pero tb dentro de mi hay algo q me dice q no…yes algo q por momentos me hace estar muy triste!yo trab cuidando 3 niños y estoy contenta pero hay veces q siento q necesito algo mas y no se q es?les mando muchos saludos desde uruguay…aqui tenemos a madres misioneras d jesus.matia eugenia(tupambae-uruguay)

  2. ánimo si Dios te llama, para que seguir esperando más… sólo El es la felicidad plena….

    Dios te bendiga

  3. Hola, me agrada su mensaje pero y la vida comunitaria, que hay de ello, cómo la viven? Me gustaria saber algo de ello, pues muchas chicas entran a comunidades religiosas y salen por la vida comunitaria. Será que observan solo los antitestimonios de religiosas mayores que no edifican?.
    M nobre es Joseph


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: